¡No te arriesgues! Estas son las multas por poner «diablitos en tu casa.

Manipular un medidor de luz o instalar algún dispositivo ilegal para alterar la lectura de los medidores de luz es un delito. Estas acciones, realizadas con el fin de reducir gastos, pueden acarrear graves consecuencias legales, incluida la posibilidad de enfrentar cargos penales que podrían resultar en prisión. Por lo tanto, es importante abstenerse de llevar a cabo tales prácticas.

¿Qué son los ‘diablitos’ de luz?
Los ‘diablitos’ son dispositivos ilegales, hechos de materiales como madera o cartón, instalados dentro de las cajas de fusibles para manipular la lectura del medidor de luz y evitar el registro del consumo real. Aunque parezca una manera ingeniosa de reducir la factura de electricidad, esta práctica constituye un robo de servicio.

¿Cómo actúa la CFE ante el robo de luz?
Cuando la CFE detecta estas irregularidades, procede con la interrupción del suministro eléctrico y cobra el consumo correspondiente. Además, toma medidas legales en virtud del artículo 369 del Código Penal Federal, que sanciona el apoderamiento ilícito de servicios mediante la alteración de equipos.

¿Cuáles son las sanciones?
Quienes incurran en este delito enfrentan duras consecuencias, incluyendo penas de prisión de 3 a 10 años y multas que pueden ascender a más de 66 mil pesos, equivalentes a mil días de salario.

Riesgos de utilizar ‘diablitos’:
Además de las sanciones legales y económicas, la instalación de ‘diablitos’ representa un peligro para la vida y la seguridad de la familia, ya que los materiales utilizados son inflamables y pueden provocar incendios con solo una chispa.

¿Cómo denunciar el robo de luz?
La denuncia de este delito puede realizarse de manera anónima a través de la línea gratuita 071, donde un operador brindará asesoría para iniciar el proceso. También se puede denunciar mediante el portal web oficial de la CFE o su aplicación CFEContigo.

Más de

Frente al Foro Laguna, se encontraba el stand que puso

Luego de que recientemente se haya repotado el primer caso

Compartir en: