México ha decomisado más de 32 mil armas en cinco años

El 88 por ciento del armamento asegurado se concentra en los estados del norte del país, siendo Baja California el de mayor decomiso

En los últimos cinco años, durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, un total de 32 mil 439 armas han sido incautadas en las fronteras norte y sur de México.

Esta cifra, aunque significativa, revela un descenso en comparación con los gobiernos anteriores, lo que plantea serias interrogantes sobre la efectividad de las estrategias de seguridad implementadas en el país.

Durante el mandato de Enrique Peña Nieto (2013-2017), se aseguraron 21 mil 268 armas, mientras que en el mismo período del gobierno de Felipe Calderón, el número de armas incautadas fue de 52 mil 488. Estas estadísticas, proporcionadas por la Fiscalía General de la República (FGR), muestran un total de 106 mil 195 armas incautadas en los últimos 15 años en las fronteras mexicanas.

El análisis detallado de estas cifras revela que el 88 por ciento del armamento asegurado se concentra en los estados del norte del país. Baja California lidera con un 22 por ciento seguido de Tamaulipas con un 19 por ciento, Sonora con un 17 por ciento, Chihuahua con un 16 por ciento, Nuevo León con un 11 por ciento y Coahuila con un 3 por ciento. Por otro lado, las entidades en la frontera sur representan solo el 12 por ciento de las incautaciones, con Quintana Roo liderando con un 5 por ciento, seguido de Chiapas con un 4 por ciento, Tabasco con un 2 por ciento y Campeche con un 1 por ciento.

Sin embargo, detrás de estas cifras se esconden desafíos y debilidades significativas en los esfuerzos de seguridad del país. Expertos como Carlos Hernández Vázquez, excolaborador de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), señalan que la disminución en los decomisos puede atribuirse a la diversificación de rutas por parte de los traficantes, así como a la corrupción en las aduanas.

Hernández Vázquez destaca la necesidad de mejorar la inteligencia estratégica y operativa para detectar las nuevas rutas utilizadas por los traficantes. Además, señala la preocupante relación de corrupción entre los traficantes y los oficiales aduanales, lo que facilita el contrabando de armas a través de las fronteras.

La falta de inversión en tecnología aduanal y la capacitación insuficiente del personal también han sido identificadas como áreas críticas que requieren atención urgente. La ausencia de un enfoque coordinado y eficaz en materia de seguridad fronteriza plantea serias dudas sobre la capacidad del gobierno para hacer frente a esta creciente amenaza.

En este contexto, la necesidad de fortalecer la cooperación internacional y mejorar la capacitación del personal aduanal se vuelve cada vez más apremiante.

El análisis de las políticas y estrategias de seguridad fronteriza es fundamental para identificar y abordar las debilidades existentes, con el objetivo de proteger a la población y garantizar la seguridad nacional en un entorno cada vez más complejo y desafiante.

Más de

El Instituto Nacional Electoral (INE) y Signa Lab llevaron a

Luego de que recientemente se haya repotado el primer caso

Después del gran éxito que tuvieron las transmisiones en vivo

El 88 por ciento del armamento asegurado se concentra en

Compartir en: