48% de los mexicanos no son felices en sus trabajos

Hoy 20 de marzo se conmemora el día internacional de la felicidad según la ONU; para entender la importancia de este tema, es crucial considerar el bienestar como una aspiración universal de los seres humanos.

En méxico al menos el 50% de la población demostraron estar infelices en sus trabajos de acuerdo con una encuesta realizada por Computrabajo.Esto tiene implicaciones en indicadores como la permanencia en el empleo, la productividad o el compromiso laboral.

La felicidad en el trabajo va más allá de sentirse bien; es una combinación de factores que influyen en dos vertientes: las emociones placenteras del día a día (lo hedónico) y la evaluación de la vida en su totalidad, según explica Rosalinda Ballesteros, directora del Instituto de Ciencias del Bienestar y de la Felicidad de la Universidad Tecmilenio.

En el entorno laboral, lo hedónico se relaciona con aspectos como el ambiente de trabajo o las relaciones con compañeros y líderes. Esto varía según la experiencia de los trabajadores de diferentes generaciones.

La segunda vertiente, comparte Rosalinda Ballesteros, se relaciona con la percepción de los trabajadores sobre elementos como las políticas internas de la empresa, el sueldo, la conciliación vida-trabajo o el desarrollo profesional.

¿Qué hay detrás de la infelicidad en el trabajo?

El Índice de Relaciones Laborales de HP destaca cinco factores clave que impactan significativamente en la satisfacción de los empleados: sentido de propósito, liderazgos con inteligencia emocional, cultura organizacional centrada en los colaboradores, desarrollo de nuevas habilidades y una buena experiencia en el espacio de trabajo.

De acuerdo con el reporte de WeWork, la felicidad en el trabajo es una de las tendencias más importantes para el mundo laboral. La satisfacción que tienen las personas con su empleo tiene indicadores clave con los que se puede medir: disminución de ausencias, la reducción de gastos médicos, el aumento de la lealtad de los empleados, el compromiso y la disminución de la rotación, son sólo algunos ejemplos.

Rosalinda Ballesteros destaca la importancia de cultivar líderes que prioricen el bienestar y promuevan un equilibrio entre la vida profesional y personal como parte fundamental para la creación de entornos laborales felices.

Los líderes se pueden convertir “en modelos positivos” para los colaboradores, pero también pueden ser “modelos que muestran vicios que llevan al estrés en exceso. Los líderes tenemos una doble responsabilidad de cuidarnos por nosotros para tener un mejor desempeño, pero también porque el resto del equipo nos está viendo”, afirma la especialista.

De acuerdo con Computrabajo, enfocarse en el ambiente de trabajo, las oportunidades de desarrollo, replantear los beneficios para los empleados, fortalecer las relaciones interpersonales y procurar el bienestar de las personas, son acciones que contribuyen a un entorno laboral feliz.

Más de

El Instituto Nacional Electoral (INE) y Signa Lab llevaron a

Luego de que recientemente se haya repotado el primer caso

Después del gran éxito que tuvieron las transmisiones en vivo

Hoy 20 de marzo se conmemora el día internacional de

Compartir en: